Qué joyas llevar y en qué momentos

Lo reconocemos. Nos apasionan las joyas. Pequeñas, grandes, de oro, de brillantes… De cualquier forma y tamaño. Sin embargo, tan importante como la pieza en sí, es saber llevarla. Seguro que en más de una ocasión habéis comentado lo ‘enjoyada’ que va alguien en una boda, o lo aburrido que puede ser un look cuando carece de esos ‘pequeños’ detalles que lo harían irresistible. Los excesos nunca son buenos, pero la ausencia de joyas… ¡tampoco! Así que te ofrecemos una serie de consejos para que siempre aciertes y seas objeto de comentarios… ¡por tu buen gusto! 😉

  • Sortija de brillantesNo lleves más de cinco piezas entre anillos, pendientes, collar y pulsera. Como ya hemos comentado, en joyería luce más la simplicidad que el exceso.
  • No lleves más de dos anillos en cada mano. Y si es una pieza muy elaborada, déjala que ‘brille’ sola y que nada le haga la ‘competencia’.
  • Mantén el equilibrio. Si llevas un maxicollar, olvídate de unos pendientes grandes, y lo mismo al contrario. Cuando te pongas una pieza muy llamativa, combínala con otras más sencillas.
  • Juega a los contrastes. Si vistes en tonos oscuros, da alegría a tu estilismo con joyas en colores vivos como el turquesa, el coral, el lapislázuli… En cambio si llevas tonos coloridos, opta por las perlas, el oro o la plata.
  • Pendientes de brillantesViste según la ocasión. No es lo mismo arreglarse para ir al trabajo que para salir con los amigos. Durante el día escoge piezas sencillas en oro, plata o perlas, pero para la noche, da rienda suelta a tu imaginación. En las bodas de día intenta evitar las joyas demasiado llamativas, pero si son de tarde, busca piezas sofisticadas y elaboradas, que realcen tu vestido. Recuerda que cuando vistas de etiqueta no debes utilizar un reloj a menos que sea un reloj joya.
  • Invierte en joyas. ¡Quién no ha recibido alguna vez una joya de su madre, que a su vez ella recibió de la suya, y así de generación, en generación! Las joyas perduran en el tiempo y son un tesoro lleno de recuerdos que aumentan con el paso de los años. De vez en cuando, ¡date un capricho! O haz que alguien tenga un detalle contigo ;-).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s